Con la llegada del verano, muchos nos proponemos mejorar nuestra salud a la par que la apariencia física. Con esta finalidad surge el drenaje linfático en Móstoles, ya que permite contribuir al cuidado de tu organismo de una manera eficaz, sin tener que recurrir a medicación de ninguna clase. Pero para ello debemos conocer en qué consiste esta técnica y qué beneficios nos aporta realmente.

El drenaje linfático en Móstoles es una técnica de masoterapia manual consistente en aplicar masajes suaves sobre las diferentes zonas del cuerpo, especialmente en aquellas áreas afectadas por diversas causas, mejorando así la circulación de la linfa, una sustancia presente en el sistema linfático que fluye paralelamente al sistema circulatorio, protegiéndonos de distintas enfermedades.

Por otra parte, el método, que se aplica a través de esta clase de drenajes, reside en la eliminación de líquidos y células residuales presentes innecesariamente en nuestro organismo, a fin de evitar la acumulación excesiva (edema) de estas en el tejido conectivo, que vincula unos tejidos con otros.

Ahora bien, previamente a solicitar este tratamiento debemos recurrir a nuestro médico, que será quien diagnostique con exactitud la causa de hinchazón de la zona del cuerpo afectada y cómo debe tratarse. El drenaje linfático puede aplicarse para:

- Combatir la celulitis.
- Tratar la insuficiencia venosa y linfática.
- Desinflamar traumatismos.
- Tonificar la piel.
- Eliminar grasas, como tratamiento dietético.
- Reducir la ansiedad.
- También puede usarse con valor preventivo.

Para finalizar, nos aporta grandes beneficios, como:

1. Mejorar la circulación sanguínea y linfática.
2. Estimular el sistema inmunológico reforzando las defensas.
3. Efecto calmante (al afectar al sistema parasimpático, que permite nuestra relajación tras una experiencia peligrosa y/o estresante)
4. Depura el organismo eliminando toxinas.
5. Alivia síntomas de resfriado, sinusitis, estreñimiento y flatulencias.

En Valkirias Belleza y Bienestar apoyamos este tratamiento por la manera tan sencilla y efectiva de contribuir con poco esfuerzo y dinero a mejorar nuestra salud.